Jun 12, 2011

Tengo cuerpo de vestidoooo.

En la primaria y secundaria usabamos short abajo del uniforme porque muchos compañeros se ponían espejos en los zapatos o platicaban bajo las escaleras para vernos los calzones.


En la prepa tenía un cambio de ropa en el gimnasio por si tenía que ir elegante en la mañana (para una presentación) y regresarme en camión. Crecí haciendo ese tipo de planes. Era tímida y me escondía mucho.


Cuando empezaron a desaparecer chavitas de Chihuahua yo ya vivía en Gdl. Pero me vestía con miedo de llamar la atención. Empecé a vestir de negro y con estampado militar. Tenía un novio (que a veces me lee por cierto: ¡Hola!) que me insistía en vestir de cierta manera pero a pesar que estar con el me daba cierta seguridad en la calle (si imponía su presencia), nunca me nació llamar la atención más que por extravagancia.


El día de mi graduación de la universidad  (Guadalajara) yo traía una blusa de vestir, pantalón negro y tacones. Me arreglé muy emocionada porque pues, era mi graduación. Fui a comer con mis papás y se me acabó el saldo así que mientras todos se bajaban de la camioneta fui a un teléfono público a llamarle a mis amigos para ver que plan (había una fiesta más tarde... eran como las 2 de la tarde creo). Y un señor de quién sabe dónde salió, me miró de arriba a abajo y me preguntó qué vendía. (Los que me conocen saben que siempre ando en la baba, así que no se si me trató de puta o si parecía edecán -vendiendo algo en un teléfono público-). Además del súbito miedo me sentí horriblemente insegura de lo que llevaba puesto, le grité a mi familia algo como "allá voy" el señor desapareció y colgué para irme con ellos. Nunca les conté.


Desde que viví en SLP volví a vestir de colores, pero más por un cambio personal que por otra cosa. Me dejó de dar miedo ser feliz, y los gritos y pitidos y etc siguieron igual. 


Estaba yo leyendo sobre la #marchadelasputas y me emociona que ese tipo de movimientos se estén dando en México, que la consciencia del respeto (RESPETO, subrayado y con mayúsculas) ya es un poquito más que un sueño guajiro.


Ya he escrito sobre esto aquí y aquí  pero viene al caso también porque ayer me puse vestido. Me gustan los vestidos. Hace calor y son cómodos. 


Ayer creo que fue evento del orgullo gay porque vi carros y carros multicolor y collares y así. Un señor empezó a intensear con una pareja de chavas (andaba pedo y pirata y sacó un billete y yo medio entendí que les iba sacar su pene para que blahblah) una morra que estaba allí sentada le dijo con toda la tranquilidad del mundo "está siendo grosero y voy a llamar a la policía, váyase". Con todo y todo yo me estresé y eso que tenía a JM al lado. Luego llegó el camión y se fueron casi todos. Se me olvidó el incidente porque un señor viejito simpático nos sacó plática sobre que le gustaba mucho México. 


Últimamente me visto como quiero. (Sector ciencia no se caracteriza por su elegancia yei) He subido varias tallas (lo que me hace más conspicua jaja). Pero ps en algún punto de mi vida llegué a la conclusión de que las actitudes de las que me escondía (ACOSO, que es por lo que hoy están marchando) no están en mi control. Puedo quejarme, puedo educar a la gente que tenga a la mano (y se deje), puedo ponerme zapatos cómodos y traer gas pimienta, saber dónde ando y cuidarme. Puedo indignarme y exigir respeto.  Pero el cambiar mi vestir nunca ha cambiado las cosas.

4 comments:

El Contador Ilustrado said...

todo sea porque estes mas comoda contigo misma entonces

Jo. said...

Sin importar si traes un vestido de noche o una playera con propaganda política, siempre habrá quien te moleste, así que mejor vistete como tú quieras.
Saludos!!!

magnolia said...

carajo, Chihuahua, MI CHIHUAHUA, es una ciudad ré familiar, hay fotos de las hijas pegadas en cada poste, y la leyenda es ayúdanos a localizarla....Sabes, hace días tengo esa espina en el dedo, y leer que desde una trinchera -amiga- se fomenta conciencia, me hace ponerme un poco contentita, eres casi como un "shot" de tequila. Lindo blog!

Kuruni said...

Contador Ilustrado:
Exactamente... :)

Jo:
Uno de mis sustos más grandes fue una vez que salí sin bañarme y en superfachas. Así que así es, uno debe vestirse como uno se sienta cómodo, snif. ¡saludos!

magnolia:
Fijate que cada que voy a Chihuahua, me detengo en el monumento a las desaparecidas y me quedo un ratito allí parada en silencio. Es raro cómo tanto dolor puede estar representado en un espacio tan pequeñito. Gracias por pasar a saludar, te mando un abrazote.