Apr 8, 2010

tic tac.

¿Cómo puedo mostrarme entusiasta y decidida cuando tengo tantas dudas?

Cuando era niña-adolescente y tenía un examen muy difícil de cualquier tema, me imaginaba como experta en la materia. Me inventaba un personaje y lo personificaba. Inclusive cambiaba un poco mi forma de hablar y de vestir (nadie nunca lo notó). Era una manera de estudiar y de tratar de interesarme lo que más gordo me caía. ¿Examen de economía? Me inventaba como una jóven emprendedora, me inventaba mi interés. ¿Elaboración de un proyecto? Generaba la versión-creativa de mí. ¿Final de genética? ¿Primera cita? ¿Ruptura amorosa? ¿Entrevista de trabajo?

Y así terminé cultivando muchos pedacitos de mí. La parte creativa, la parte extravagante, la parte ñoña, la parte triste, la parte que le gusta leer y escribir. Otros los suprimí tan bien que después de muchos años han regresado a desquitarse: la parte distraída, la parte que le gusta bobear y tirar hueva, la parte que le gusta decir lo que siente, gritar groserías, comer sal.

Pero temo que si personifico a ese yo ideal para salir del paso me voy a disfrazar de quién no soy (otra vez). ¡Y tardo tanto en encontrarme a mí misma! ¿Todos esos pedacitos soy yo? Siento que tengo demasiadas cosas en la cabeza para ser una persona -tranquila- de mi edad. Mis sueños son hermosos y desproporcionados. El problema es cuando son vencidos por los miedos que solita me invento.

Tic tac tic tac. Es muy tarde y debo dormir.

3 comments:

Chachis said...

Eres creativa. Punto.
Yo también tuve mi etapa de no saber quién era, porque casi todos encajaban en algo. Decidí que esa era mi forma de ser "no encajar en ningún grupo pero sí me llevo bien con todos" y eso es más chido, te hace más flexible y abierta.

Karabá said...

Cuando empezaron las hormonas su desordenordenado, me di cuenta que yo no encajaba del todo ni con fulanita, ni con sutanita, me llevaba mejor con los hombres. Hallé la solución siguiente: vagar. Dividía el tiempo (como Hugh Grant en "about a boy") que duraba el receso, para juntarme con mi hemana, con mi hermano, con las de la escolta, con mi vecina, con mis amigas de primero de primaria...

malaschambas said...

"la parte que le gusta bobear y tirar hueva, la parte que le gusta decir lo que siente, gritar groserías, comer sal..." Que chido, si, nada como echar la weva blogueando...y comer sal, jaja, que chido!....y con respecto a la edad, los miticos 27 pus mejor hay que tratarlos de pasar asi no?, relax, sino nos pasa lo que al Hendrix, a la Janis Joplin y al Brian Epstein (ah no, ese wey creo que fue a los 26 o antes)