Aug 7, 2010

Odio a la gente cobarde.

Envenenaron a un perro que solía ir a la casa a saludar. Era un perro muy cabrón (lo habían atropellado como siete veces ya) pero con mi familia era tierno y cariñoso. Lo conocí hace dos meses y me fue a despedir. No era callejero, tenía casa y allí iba a dormir, nomás que le encantaba la calle. Tenía una vibra traviesa y tierna.

Odio a la gente cobarde, a la gente que se acerca a ti con intenciones culeras disfrazadas. La gente que hace algo negativo escondida en la tranquilidad de sus casas. La pinche gente envidiosa. Porque estoy segura que eso le envidiaban: que era un ser vivo feliz, sano, fuerte, libre.

No importa a cuántos animales envenenes ni el falso poder que sientas al acabar con una vida tan valiosa de una forma tan vil. Siempre vas a envidiar a los demás, siempre vas a sentirte miserable y con menos valor que un perro semi-callejero que no te hacía ningún mal. Nunca vas a tener el valor para salir de tu pinche agujero de falsa seguridad. Ese perro al que cobardemente asesinaste fue más feliz y más pleno de lo que nunca serás tú.








Ojalá y haya un infierno especial para la gente cobarde.

5 comments:

***PsIcOpAtA*** said...

ojala y se muera!!! si hay una cosa que me molesta de sobremanera, es que lastimen a los animales tan buenos he inocentes que jamas lastiman a nadie yo tambien odio a ese tipo de personas. Muchos saludos!!!

Alets said...

no te preocupes, el es mal libre ahora.

YoSabina said...

EL infierno para los cobardos.... claro que debe de existir.. cada uno vive su infierno personal cuando tiene que pagar las cosas que ha hecho. Matar a un perro sin razón alguna, es una muestra de que el ser humano no es el ser razonal que quiere creerse.

Un abrazo.

YoSabina

Karabá said...

Estúpida gente así! Son de lo peor. Hace 10 años envenenaron a Calín, el perro de mi abuelita Emilia. Lo envenenaron porque la pobre criatura lloraba en las noches... lloraba porque extrañaba a mi abuelita, se sentía solo... ella acababa de morir...
ESTÚPIDOS ENVIDIOSOS

Me said...

de hecho lo hay. Es su propia y miserable vida.