Apr 22, 2009

Lucky me.

Estaba emocionadilla porque la clase de hoy la preparé bastante bien, las aplicaciones en las que íbamos a revisar eran muy puntuales y útiles y shalalá estaba toda feliz. Hasta me desperté temprano (milagro) me arreglé un poco y fui vestida toda formal.

Y sácatelasbabuchas que hoy precisamente hoy. Entró mi jefa a la clase a evaluarla.

Me sentí muy segura.... y suertuda. ¡vientos!

2 comments:

Apocalypse Girl said...

Oh, si! eso se llama sentido arácnido jaja [spero no tngas prejuicios vs esos artrópodos]. Qué bien que cuando ellos van tú ya vienes! congRATS... x cierto, ¿no te gusta la esa de garbage con nin "crushingly close" creo? tiene una letra taaan tierna, mi parte favorita es "I wanna f*ck you like an animal" ja ja

Xerófilo said...

Hola Kuruni:
No tienes idea de del gusto que me dio leer lo bien que te fue ese día (el 22-IV). Me agrada la idea de tu felicidad y satisfacción interior, por cierto, tan bien merecida.
Bueno, ahora va mi consabido resumen de opiniones.
La primera es en relación "a lo de la influenza". Lo que tu llamaste "Histeria Colectiva". Afortunadamente acá no llegó a eso (aunque el sector turístico la está pagando feo). Algunas personas llegaron a ponerse tapabocas, los meseros los traían en el pescuezo, y ya. Ayer (15-V) no había ninguna persona con tapabocas. Puede parecer irresponsable, pero eso me gustó.
Lo bueno es que, por lo que escribes, tú aprovechaste tu tiempo. Aprendiste a hacer pulseritas y te hiciste-decoraste un tapabocas bien bonito.
Yo digo que mejor hubieran usado pasamontañas y se hubieran sentido bien acá, bien guerrilleros-zapatistas. Aunque la verdad es que hacía mucho calor en todo México como para andar con esas ocurrencias.

Para el día de las madres me gustó mucho la figura de las "paredes humanas" vs. "volverse etéreo".
Yo tengo mucho de "pared", cosas de personalidad y del trabajo. Así que tú expresión se convirtió en una suerte de crítica positiva que es muy bienvenida (aunque quizás yo la haya sacado de contexto).

Respecto a tus sueños tengo una posición ambivalente. Sinceramente no me gusta que sufras en y con ellos. Sinceramente son bien fascinantes, una suerte de cuento corto.
Leí a Borges hace décadas y, en alguno de sus cuentos-poemas, encontré las "instrucciones" para modificar o interrumpir mis sueños. La verdad es que si lo logró. Puedo construir "sueños felices" o alterar (para mi bien) las pesadillas o, ya de plano y enojado, despertarme y sacar a patadas la ridiculez de mi pavor.

Lo malo es que a ti no te funciona, dices que si te despiertas tienes dolor de cabeza (aunque, si te fijas, siempre triunfas).

No sé qué tanto hayas leído de lo que es el dormir y lo que son los sueños (me refiero al plano científico, no a otros panchos).
Tengo entendido que cuando recordamos los sueños es porque no llegamos al sueño "profundo" y, por lo mismo, no descansamos (relee tus escritos. Haces énfasis en que despertaste agotada).
Tú también eres científica, me parece que tu "solución" puede ser recurrir a la herbolaria. Hay varias plantas (recuerdo la tila y la adormidera) que ayudan a obtener el sueño "profundo" (varias de estas formulaciones ya se pueden obtener en forma comercial, la otra es ir con un "yerbero" o con un homeópata).
En forma egoísta, y porque eres muy joven para empezar a usar "auxiliares", yo te diría que mejor te quedaras con tus sueños. Pero trata de sonreír al despertarte , sobre todo, sigue exorcizándolos aquí, en el espacio que creaste.
Y sí, es egoísmo puro, es que los narras bien padre.

De aquí me brinco aparentemente a un tema distante pero, a la vez, relacionado.
Mi hija es poco más joven que tú, va a cumplir 24 años. Cuando inició su menstruación ella sufría de unos dolores terribles. Cualquier medicamento la dejaba atontada e infeliz.
Si mal no recuerdo a los 17 años recurrió a un tío político que es homeópata. No tienes idea del cambio, dejó de sufrir.

Así que ya ves, puede que recurrir a un homeópata pudiera ayudarte a resolver algunas angustias.

Ya para despedirme. Me hiciste sonreír con eso de: "¿Por qué no mejor le tengo miedo a los unicornios?" (15-V)

Y aquí yo me digo ¿No crees que son extraordinariamente peligrosos?

Imagínate, le ofreces una zanahoria o terrón de azúcar al caballito cornudo. Llega, feliz, al galope, a tomarlo.
Y te perfora sin remedio alguno.
Por eso yo digo que a los unicornios nomás de lejitos.
En realidad tus zombies y casas embrujadas son más amigables.
Has demostrado, una y otra vez, que tienes poderes bien acá y que, a fin de cuentas, destruyes a los zombies a sillazos.
Neta que un unicornio me parece más letal.

Cuídate mucho y sigue bien.
Saludos
RRS