Aug 22, 2008

Existen veces.

Existen ocasiones en que no puedo respirar. Tengo unas ganas espantosas de llorar, llorar fuerte, llorar a moco tendido... berrear, patalear, caerse y cubrirse la cara con las manos. Pero no puedo... hay mucho trabajo por hacer, teclear, teclear, clapclapclap... acomodar imágenes, aprender datos, sonreir al compañero, grapas y copias. Y para aguantar el llanto sonrío, me miento y agarro aire para todo el día. Son las 6:42 p.m. y yo debería estar en un camión hacia donde sea, huyendo de nuevo y estoy aquí escribiendo. No puedo respirar.

1 comment:

¿Sara? said...

ash! y yo que pase mas de mediodia queriendo llorar hasta vomitar... asi fue la frase que definio mi sensacion... y si, hay trabajo amontonado... y uno teclea y teclea con ganas de salir corriendo =(

que carajos! uno se acostumbra "a cumplir"... pero la sensacion queda.

animos niña!